Information message !

Fuente de la Rúa (ss. III-IV), Oviedo

Tipo de monumento
Museos
Municipio
Todos los concejos, Asturias

Información de Fuente de la Rúa (ss. III-IV), Oviedo

Importante monumento público, por ser el primero de cronología romana descubierto en el casco antiguo de Oviedo. Se trataba, en realidad, de una fuente pública, asociada al paso, inmediata a la misma, de la vía romana León -Gijón (Vía Carisia), que posiblemente estuvo dotada de alguna infraestructura más, en su paso por el lugar ya conocido de antiguo como "Ouetdao".
Se trata de una típica infraestructura viaria, idéntica a otras documentadas en vías romanas de la meseta norte, como las zamoranas de la comarca de Sayago, asociadas a la "Vía de la Plata" y vías comarcales dependientes de la misma; y otras en la comarca norteña de Aliste, también en Zamora, asociadas al paso de la vía XVII "Veniatia" (Astorga-Braga), o la de Villafáfila, al E. de la misma provincia, asociada a la vía Pallantia-Intercantia.
Todas ellas muestran semejanzas tipológicas con los restos de la fuente ovetense: un edículo de unos 2 x 2 m., por donde afloraba el manantial, y algún tipo de infraestructura para el acceso y recogida del agua.
En el caso de la fuente ovetense, el conjunto se configura tallado en la roca del sustrato, a varios niveles. El más alto determina un plano regular de unos 6 (N-S) x 12 (O-E) m., donde, más o menos centrada a eje, se conserva la talla de la caja que recibía los muros del edículo, que eran 3, hallándose su frente (muro E.), posiblemente, configurado en arco de medio punto rematado por frontón triangular, al igual que su simétrico al E., donde se hallaría un hueco, posiblemente adintelado, a modo de canal para recibir el agua del manantial, que afloraba desde un pozo inmediato, a presión. Posiblemente el entronque de dicho manantial con el edículo también se hallase protegido por algún tipo de estructura de fábrica que entrocaría con el mismo, pues, ya en el s. I, Marco Vitrubio, en su obra ·Los diez libros de Arquitectura", señalaba la conveniencia de proteger los manantiales con obra de fábrica para librarlos de la contaminación.
A ambos lados del edículo, y continuando en dirección E. en toda la longitud del monumento, se configura en la roca una plataforma escalonada de unos 2 m., que sirve para descender hasta el caño, donde se recoge el agua. Éste es una pieza de cerca de 2 m. de longitud por 0,5 m. de anchura, que también se instala en una caja excavada en la roca; se trata de una pieza de excelente talla, en muy buen estado de conservación, con un escaso desgaste, lo que atestigua un corto período de uso del mismo.
A continuación del caño, se excavó en la roca un largo y estrecho canal de desagüe, de unos 8,5 o 9 m. de longitud, que llevaba las aguas en cota descendente hacia el E.

Por el momento, el monumento no es visitable, al estar incluido en el solar en el que se ejecuta la ampliación del Museo de Bellas Artes de Asturias, en cuyo proyecto ya se trabaja en las oportunas modificaciones que permitirán la feliz integración y museización de la fuente, lo que enriquecerá notablemente el patrimonio monumental museizado de la ciudad, concediendo un valor añadido más a la ya imprescindible visita al citado Museo de Bellas Artes de Asturias.

Texto, fotografías e infografías: Francisco J. Borge Cordovilla, 2008.